HABLAR EN PÚBLICO

La habilidad de hablar bien en público es, a día de hoy, la habilidad clave para cualquier líder, hay que saber compartir entusiasmo, conocimientos e ideas, todo ello entreteniendo e involucrando a la audiencia, no es fácil, pero tampoco tan difícil como nos puede parecer a simple vista.

En el siguiente artículo te damos las claves para hablar en público, repasaremos desde como crear nuestro discurso, como vencer los nervios y como hacer la mejor puesta en escena. Repasaremos las mejores herramientas y como utilizarlas.

Todo ello para que hablar en público no sea nunca más una barrera en tu desarrollo profesional.

1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (1 votos, promedio: 5,00 de 5)
Cargando…

? Cómo hablar en público

cómo hablar en público

Vivimos en un mundo en el que el mejor modo de influir no se produce a través del lenguaje escrito, sino del lenguaje oral y corporal.

Hay que reconocer que una charla bien dada puede entusiasmar a una sala completa y, lo más importante, transformar la visión del que está escuchando. En la actualidad se ha convertido en una actividad clave para compartir desde la visión de un negocio, la presentación de un producto, compartir la estrategia o demostrar una teoría.

En ocasiones tenemos la creencia de que para realizar una buena presentación en público hemos de tener un don especial, y si bien es cierto que hay personas que tienen una habilidades especiales, también es cierto que esas aptitudes o habilidades se pueden aprender. Se trata de un superpoder que podemos desarrollar.

Antes de pasar a las habilidades veamos qué define a un buen orador:

Un buen orador es aquel que tiene un objetivo y es capaz de transmitirlo a la audiencia consiguiendo una influencia en ella, para ello trabaja con la expresión vocal, verbal y visual.

En definitiva crea un mensaje creíble, la credibilidad de un mensaje está íntimamente ligado a la capacidad de generar confianza y al grado de conocimiento.

Dicho esto cualquiera podría ser un buen orador, y de hecho así es, sin embargo en ocasiones nos encontramos con ciertas barreras que, aunque nuestro conocimiento de la materia sea elevadísimo y nuestra confianza en el mensaje no tenga roturas, el miedo escénico o una estructura incorrecta pueden ser grandes interferencias a la hora de transmitir el mensaje a la audiencia.


? Habilidades para hablar en público

habilidades para hablar en público

Veamos esas habilidades para hablar en público de forma eficaz y romper esas barreras, barreras que normalmente nos creamos nosotros mismos.

► SUPERAR EL MIEDO A HABLAR EN PÚBLICO

El miedo es una reacción del cuerpo ante una amenaza, en este caso la amenaza a salir de nuestra área de confort, estamos frente a un número grande de personas, nos sentimos juzgados, observados, en muchas ocasiones recibiendo más atención que la que deseamos.

El miedo al ser una reacción que no controlamos no la podremos hacer desaparecer, sin embargo sí que la podemos controlar, respirar profundamente antes de empezar, tener una estructura clara de la presentación y bien aprendida, vocalizar y hablar en un tono y a un ritmo adecuado, son trucos que nos darán confianza a la hora de vencer ese miedo. Llegados a este punto queremos daros unos consejos clave para vencer el miedo:

  1. Hazte tuya la presentación”, sea cual sea el mensaje que hemos de dar lo hemos de hacer con nuestras propias palabras y expresiones, repetir algo como loros nos lleva a un estado de nervios que no ayuda, sin embargo el hacer nuestra propia presentación ayuda a que todo fluya y a que nuestra memoria nos dé la confianza necesaria. Sencillez y naturalidad son la clave. Practica la charla tantas veces como sea necesario, hasta que te la hagas completamente tuya.
  2. Si te dejas algo no pasa nada, solo nosotros sabemos todo el contenido del mensaje, no pasa nada si nos olvidamos o si cambiamos alguna parte, el público no está comparando tu exposición con el texto original, seguro que aunque no digas todas y cada una de las palabras o frases que tenías preparadas, el mensaje llega igual.
  3. Respirar, respirar y respirar, en especial antes de la intervención, inhalar en 10 segundos, retener 10 segundos y exhalar en 10 segundos, unas cuantas veces.
  4. No nos aceleremos, busquemos pausas, ellas no devolverán el control y nos dan tranquilidad.
  5. Nos concentraremos en el mensaje y concentraremos el mensaje en alguien del público, nos ayudará a hablar como si lo hiciésemos con un amigo.
► TENER UNA BUENA POSTURA

Uno de los puntos críticos a la hora de hablar en público está en los brazos, no sabemos qué hacer con ellos, otro punto importante es la postura que tenemos cuando iniciamos la charla, en general se tratan de puntos de la comunicación no verbal que hemos de cuidar para acompañar al mensaje y que no sean una interferencia. Los principales puntos a tener en cuentas:

  1. En el caso de los brazos lo mejor es dejarlos caer con naturalidad cuando no estemos gesticulando, simplemente hemos de comportarnos como cuando tenemos una conversación con un amigo, máxima naturalidad.
  2. Una buena postura de pie nos dará seguridad, en especial en el momento de arrancar una presentación, espalda erguida, pies un poco separados a lo ancho de las caderas y cabeza recta.
  3. Nos moveremos por el escenario con naturalidad, acercándonos a los asistentes y mirándolos. De esta forma podremos buscar un aliado en las primeras filas que nos ayudará a hacer la presentación de una forma más personalizada y a actuar de forma más natural.
  4. Cuando hemos anclado la postura correcta nos tomaremos 20 segundos para ordenar las ideas mientras miramos a los asistentes. Estamos listos para empezar.
  5. A partir de aquí gesticularemos con naturalidad y frecuencia para dar soporte a nuestras palabras. Nuestro rostro también es importante para recalcar el mensaje, adoptaremos expresiones que acompañes al contenido.
► ESTRUCTURAR NUESTRA PRESENTACIÓN

Podemos realizar diferentes tipos de presentaciones, pueden ser para presentar productos, para presentar ideas, resultados, formación y un sinfín de temáticas. En todos los casos es importante que estructuremos de forma correcta aquello que queremos transmitir, que exista un hilo conductor y una coherencia en nuestra conferencia. En cada fase de esa estructura es interesante que tengamos en cuenta una serie de puntos que nos ayudarán a realizar nuestra charla con éxito.

  1. Pondremos especial énfasis en la apertura. En el momento de la apertura disponemos de un minuto delate de los oyentes para crear intriga respecto a lo que vamos a transmitir. Para empezar fuerte buscaremos la forma de despertar la curiosidad, se trata de la mejor manera para asegurarnos la atención e implicación del público, una técnica muy sencilla es hacer preguntas, una pregunta sorprendente nos ayudará, una pregunta que no sea demasiado abierta y que sepamos que contestaremos durante nuestra charla.
  2. La introducción es parte de la apertura, cerraremos la introducción explicando la hoja de ruta de nuestra charla y especialmente exponiendo los beneficios que sacará de ella.
  3. Utilizaremos los soportes visuales de la forma más impactante posibles, en este aspecto lo que más nos ayuda son las imágenes, no las letras, por ello nuestro soporte para la presentación deberá estar basado en imágenes impactantes, intrigantes y con mensaje en sí mismas, huiremos de presentaciones llenas de texto que provocan que el público se dedique a leer en vez de escuchar. Este punto es extremadamente importante, en ocasiones utilizamos lo escrito en la presentación como guion de nuestra presentación, esto nos desacredita como presentadores y aburre al público, la mejor solución es construir nuestro guion en base a imágenes, nos ayuda de la misma forma y es mucho más interesante desde el punto de vista del público.
  4. La estructura de la presentación la realizaremos de forma lógica, pasando de lo más general a lo más concreto y siguiendo un hilo conductor de la idea que queremos transmitir.
  5. Para hacer la charla más amena es importante que lleguemos a las mentes y a las emociones de los oyentes, utilizaremos anécdotas personales, esto siempre tiene mucho enganche, también recurriremos al humor, siempre que la charla lo permita, con ello despertaremos a la audiencia y la haremos más nuestra.
  6. El cierre es tan importante como la apertura, nos centraremos en dejar claro el mensaje, a modo de sumario, que queremos que se lleve el público. Una sentencia para recordar.
► CUIDAR LA VESTIMENTA

Parte de la puesta en escena es la ropa que nos ponemos, nos preocupa causar buena impresión y la vestimenta es importante para ello, más de una vez nos preguntamos: ¿Y qué me pongo?. Un punto importante es quitarnos esa preocupación, para ello elegiremos lo que nos vamos a poner con anterioridad, no lo dejaremos para el último momento.

  1. Es importante que verifiquemos si hay algún requisito por parte de la organización, no habría nada más frustrante de que todo el mundo vaya uniformado y nosotros diferentes.
  2. Evitaremos los blancos, que con las luces pueden deslumbrar, y lo negros completos, ya que solo destacará nuestra cabeza.
  3. Si vamos a utilizar micrófono de diadema tendremos en cuenta que necesitaremos un bolsillo o sitio para enganchar la petaca, en este caso huiremos de vestidos sin cinturón o bolsillos.
  4. En el escenario luce más la ropa un poco entallada que las prendas anchas y vaporosas. Buscaremos una vestimenta que defina nuestra silueta.
  5. Para definir el estilo hay una forma bastante sencilla, pensaremos en cómo va vestida la audiencia y buscaremos un punto más elegante, pero sólo un punto.

Una vez repasados estos puntos ya estamos dispuestos para hacer la mejor de las presentaciones, si es necesario nos grabaremos, siempre ayuda antes de ponernos ante el público y nuestros familiares y amigos nos pueden ayudar, practicar delante de ellos, incluso de los más críticos, nos dará seguridad.

RECUERDA: cuanta más práctica mejor.

Leave a Reply

error: Este contenido está protegido. Propiedad intelectual de Puedes Mejorar Corporation.