Cómo gestionar las emociones en los niños

Todos los padres se aseguran de que su hijo crezca sano y feliz. Nunca nos olvidamos de alimentarles de forma adecuada o de cuidar su salud. Sin embargo, muchas veces nos olvidamos de un componente fundamental que va a ser clave en la personalidad del niño: las emociones.

En este artículo te enseñamos cómo gestionar las emociones de los niños.


Las Emociones en los niños

las emociones en los niños

 

Los niños, desde pequeños, tienen que ser guiados para saber expresar y reconocer sus propias emociones y las de los demás.

Para guiarles en esta tarea, los padres tenemos que estar a su lado día a día y saber reconocer lo que nuestros hijos expresan en cada momento. Cualquier emoción o sentimiento va a ser importante para ellos.

Por ese motivo, aunque a nosotros nos parezca que están teniendo una reacción exagerada a alguna situación, debemos aceptar sus emociones y darles espacio para que los niños vayan expresando y, cuando sea necesario, ayudarles a dominar y controlar la emoción, ya sea positiva o negativa.

Si hacemos esto bien desde el principio, tenemos mucho ganado ya que, contribuiremos a que, cuando sean adultos, sus relaciones sean más beneficiosas, sanas y les aportaremos seguridad en sí mismos.

Todo lo que se consigue en este periodo de desarrollo y crecimiento físico, intelectual y emocional puede sellar su conducta y su postura hacia la vida en la edad adulta.

Tipos de emociones

Aunque hay diversas teorías sobre los tipos de emociones que existen, nos vamos a quedar la que ha perdurado durante años y que mejor nos parece para que todo el mundo pueda comprender las maneras que tiene una persona de sentir.

Así, podríamos decir que existen seis tipos de emociones primarias:

  • Felicidad.
  • Tristeza.
  • Miedo.
  • Sorpresa.
  • Asco.
  • Ira.

Cómo afectan las emociones

En la vida adulta muchas de nuestras decisiones se ven afectadas por las emociones que llegamos a sentir en ese preciso momento, quizá estamos seguros de algo pero escuchamos o vemos otra cosa que nos hace dudar, sentir miedo, alegría, intriga u otra emoción.

Esto lo desarrollamos bien por la experiencia o porque se nos enseñó de pequeños, esa es la cita que nos trae aquí, pues los niños sienten mil y una cosa pero muchas veces no saben diferenciarlo, o como expresarlo, y esto los hace desarrollar alguna especie de “encierro”, pues no saben cómo expresarse.

En este artículo os mostraremos algunos tips sobre cómo gestionar las emociones en niños y evitar problemas futuros.


Cómo gestionar las Emociones en los niños

cómo gestionar las emociones en los niños

Lo mejor que podemos hacer es observar el comportamiento del pequeño ante algunas situaciones, si reacciona de la manera debida o no, pues no es necesario ser un genio para saber que si un niño no se alegra por un regalo o porque su madre lo lleve a comprar un helado algo malo está pasando.

El niño debe aprender a reconocer qué está sintiendo cuando algo sucede, y lo podemos hacer nosotros expresándole las palabras adecuadas, por ejemplo:

  • “Hijo estoy feliz porque pasaste el examen con buena nota”.
  • “Me hace muy feliz ver que ayudas a los demás”.
  • “Hijo estoy molesto porque le faltaste el respeto a tu abuelo”.
  • “Hijo me da miedo que te pase algo si sales solo hasta altas horas de la noche”.
  • “Me ha sentado mal cómo me has contestado”.
  • “No me gusta que me grites”.

Si usamos frases tan sencillas como estas, el niño aprenderá a relacionar situaciones con emociones.

Es importante dejar que el niño se exprese, incluso si las emociones que siente son negativas, tratar de protegerlo de esto es sinónimo de “sobreprotección”, no siempre va a obtener lo que quiere, es decir no siempre será feliz, por lo tanto debe aprender sobre la ira, la tristeza, el miedo, la ansiedad, la preocupación o la culpabilidad, ya que todo esto es importante para su desarrollo.


Consejos para gestionar las Emociones de los niños

consejos para gestionar las emociones de los niños

No premiar las rabietas del niño.
Dejarles expresar lo que sienten.
Ayudarles a saber cómo se llama eso que siente, poner nombre a las emociones.
Enseñarles que sus acciones también podrían causar emociones a los demás a su alrededor, por ejemplo, tristeza cuando no hace caso.
Reconocer sus esfuerzos.
Y por último, no hay que dejar solos a los niños, debemos entender su lenguaje corporal, preguntarles cómo están, tratemos de que sean niños capaces de manejar sus emociones por sí mismos.

Con estos consejos seguro podrás gestionar las emociones de tus hijos para que crezcan de una manera feliz.

Leave a Reply

error: Este contenido está protegido. Propiedad intelectual de Puedes Mejorar Corporation.