Ladrones del Tiempo – ¿Qué son y cómo combatirlos?

1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (5 votos, promedio: 5,00 de 5)
Cargando…

En el siguiente artículo vamos a conocer a los principales LADRONES DEL TIEMPO, que son y como combatirlos.

Es importante reconocerlos, identificarlos y usar técnicas para combatirlos, ya que de esta forma podremos evitar interminables jornadas laborales, que nos roban el tiempo para otras actividades, cómo la familia o los amigos.

Vamos a descubrir que nos rodean multitud de ladrones de tiempo, demasiados. Tanto a personas, como a actividades. Estos nos impiden invertir nuestro tiempo en desarrollar nuestros propósitos o metas.

Los ladrones del tiempo pueden venir del exterior, pero en muchas ocasiones los generamos nosotros mismos.

¡Vamos a conocerlos y derrotarlos!


Principales Ladrones de Tiempo y Técnicas para Combatirlos

Principales Ladrones de Tiempo y técnicas para combatirlos

Existen ladrones del tiempo externos e internos, vamos a analizar los diferentes tipos que existen y cómo combatirlos.

  •  Ladrones del tiempo de Tipo 1: LAS PERSONAS
  • Personas, sí, sí, personas.
  • En todas la organizaciones hay la típica persona, colega o jefe, que te roba el tiempo hablando de temas que no te aportan nada en tu mundo laboral, se trata de las típicas personas que se dedican a los rumores, a explicar sus propias batallas y que en las que no vemos la forma de escapar.
  • Recuerdo que en mis inicios laborales teníamos una persona así en el departamento, éramos jóvenes y ante la falta de técnicas más profesionales lo que decidimos era que en caso de que esa persona estuviese con alguno de nosotros por temas no laborales haríamos una señal pidiendo auxilio y uno del equipo interrumpiría la conversación, desde luego no es un ejemplo de como actuar, pero si de lo grave de la situación.
  • En el caso de las personas lo más adecuado es aprender a decir no, de forma educada, de forma asertiva, pero con rotundidad hemos de cortar a este tipo de ladrones de tiempo, expresiones como:
    • “Perdona pero ahora no puedo”
    • “Cuando tomemos un café lo acabamos de comentar”
    • “Perdona que te interrumpa pero en mi jornada laboral me gusta concentrarme”
  • También tenemos que lidiar con los que nos interrumpen, en la actualidad la mayoría de las oficinas son espacios abiertos y buscar la concentración se convierte en una tarea difícil, una solución es buscar salas para realizar aquellas tareas de mayor concentración a puerta cerrada.
  • Si no es posible una técnica muy sencilla es crear tu propio semáforo para poner en la mesa, Rojo es no molestar y Verde que puedes tener interrupciones como preguntas, consultas o comentarios.
  • En mi caso he utilizado hasta los típicos letreros de las puertas de los Hoteles: “Se ruega no molestar”
  • Ladrón del tiempo de Tipo 2 = NOSOTROS MISMOS
  • Este es un tipo de ladrón del tiempo muy complejo, posiblemente es el peor.
  • En vez de echar la culpa a los demás, veamos que podemos hacer por nosotros mismos para no robarnos el tiempo.
  • Desorganización, si somos personas desorganizadas el tiempo se nos va y no sabemos como, en general empleamos mucho tiempo en ver que es lo próximo que vamos a hacer.
    • En ocasiones saltamos de una tarea a otra sin finalizarla y por tanto cuando la retomemos deberemos invertir tiempo en ver donde estamos.
    • En este caso la recomendación es preparar un plan diario de actividades y ser estrictos en su seguimiento.
  • Una buena forma de organizarse es dedicar a primera hora unos minutos para planificar el día y marcar las pautas a seguir, agrupar tareas, planificar llamadas, discernir que es a corto plazo, eso será lo primero en abordar, y que es a medio y largo plazo o que necesita mayor concentración.
  • Herramientas hay muchas desde la típica hoja del To Do que hacemos por la mañana hasta establecer en nuestro calendario acciones y tiempos asignados.
  • Interrupciones, y digamos que nos referimos a interrupciones nuestras, como las redes sociales, mensajes instantáneos, tanto externos de familiares y amigos como internos a través de redes de la empresa, etc.
    • Si siempre los tenemos abiertos cuando recibamos notificaciones de forma instintiva las leeremos y querremos contestar con lo que serán una interrupción y nos romperán nuestra concentración.
    • Hemos de tener en cuenta que tras una interrupción tardamos unos 15 minutos en retomar nuestra tarea.
  • ¿Qué podemos hacer para ser estrictos con nosotros mismos?
    • Pues cerrando todas las aplicaciones, dejaremos que entren y de forma activa, según tengamos planificado, entraremos 2 o 3 veces al día a ver lo que hay, eliminar lo urgente que nos puede distraer y dejar lo no urgente para otro momento.
  • Malentendidos, cuando delegamos una tarea y no nos comunicamos correctamente o cuando aceptamos una tarea y no la hemos entendido correctamente se general los malentendidos, estos hacen que nos pongamos a trabajar o que nuestro equipo se ponga a trabajar con una meta incorrecta, generando una pérdida de tiempo y provocando retrasos y rehacer tareas.
    • En este caso hemos de ser cuidadosos con nuestras comunicaciones, escucharemos con atención, una escucha activa que nos lleve a hacer las preguntas oportunas para que todo quede claro.
  • Delegar. Si hemos de delegar, nos prepararemos para hacerlo con claridad y estaremos abiertos a cuestiones que ayuden al equipo.
    • En el caso de delegar es muy importante explicar al equipo el porque de esa tarea, ya que le ayudará a centrar los esfuerzos y que todos seamos más eficientes con nuestro tiempo.
  • Ladrón del tiempo de Tipo 3 = LAS REUNIONES
  • Reuniones, en este caso no es un ladrón de tiempo solo para una persona, lo es para todo un grupo.
  • A medida que las organizaciones han pasado de ser menos piramidales o jerarquizadas a modelos de trabajo por objetivos el número de reuniones ha crecido de forma exponencial.
  • Por un lado, se trata de un hecho positivo, todos somos participes de las acciones y estamos altamente implicados, creciendo la motivación, sin embargo si estás reuniones no están bien llevadas se convierten en ladrón de tiempo (multiplicado por todos los participantes).
  • Como evitar “perder el tiempo”, lo más importante es ver la necesidad de la reunión y evaluar quien debe asistir, personas implicadas.
  • Las deberemos preparar correctamente, agenda a seguir, con temas a tratar y objetivos a conseguir, es muy importante la delimitación de tiempo y sobre todo hemos de pedir a los participantes que sean concisos en sus aportaciones, evitemos las batallitas y los comentarios que no aporten valor.
  • En la actualidad una habilidad a desarrollar es la de sintetizar, nos ayudará a nosotros y a los demás
  • Una cuestión muy actual sobre las reuniones es el tema de las teleconferencias, se trata de un ahorro en costes de viajes para las empresas y en tiempo a los empleados, por tanto intentaremos que nuestras reuniones sean, en caso de grupos distribuidos geográficamente, con esta tecnología.
  • Eso si actuaremos como hemos comentado anteriormente y tendremos toda la parafernalia tecnológica preparada (que no siempre es fácil).
  • Ladrón del tiempo de Tipo 4 = FALTA DE LIDERAZGO
  • La falta de liderazgo, si somos personas a la que nos cuesta decir no, tenemos dificultades a la hora de delegar o aplazamos demasiado tiempo la toma de decisiones, estaremos perdiendo mucho tiempo.
  • Tal vez la solución pasa por analizar y desarrollar tus habilidades de liderazgo.
  • Se trata de habilidades que se pueden desarrollar a través de formaciones y de establecer nuestras propias metas, en el caso de No saber decir No, podemos encontrar diferentes tipos de ayuda.
  • La mayoría de como ser más asertivos, os recomendamos el libro de “La asertividad: expresión de una sana autoestima” de Olga Castanyer.
  • En el caso de dificultades en la toma de decisiones, se trata de práctica, nos encanta la frase de “el análisis lleva a la parálisis”, no debemos actuar paralizándonos hasta tenerlo todo claro, podemos perder oportunidades, pero tampoco eternizaremos la toma de decisiones.
  • Procrastrinar o lo que es lo mismo, posponer una decisión sólo nos agrava el problema, seamos proactivos y actuemos rápido, ahorraremos tiempo y dolores de cabeza.
  • Y en el caso de delegar, es una cuestión de confianza en nuestro equipo, y se trata de un tema vital para no hacer las cosas nosotros mismos, con el riesgo de no hacerlas correctamente.
  • Hemos de aprender a delegar de forma correcta, con una buena comunicación nos ayudará a ganar tiempo, crecer como lideres y ayudar a crecer a los que nos rodean.

Os dejamos con un vídeo donde se explica muy bien cómo actúan los ladrones de nuestro tiempo:


Esperamos que os hayamos ayudado y que hayáis invertido bien vuestro tiempo. Hay que huir de los LADRONES DE TIEMPO.

One Response

Leave a Reply

error: Este contenido está protegido. Propiedad intelectual de Puedes Mejorar Corporation.