Entomofobia

1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (1 votos, promedio: 5,00 de 5)
Cargando…

 

La fobia a los insectos, también llamada Entomofobia, es un miedo excesivo o irracional a los insectos.

La entomofobia es un temor que proviene de una repulsión o disgusto asociado con la apariencia de los insectos, su forma de moverse o incluso con la gran cantidad de bichos. Las reacciones posibles ante un insecto al que se teme pueden ir desde una simple molestia hasta un terror excesivo.


▷ Fobias comunes de insectos

  • Miedo a las hormigas: myrmecophobia.
  • El miedo a las abejas: apifobia.
  • Miedo a los ciempiés: escolopendrfobia.
  • El miedo a las cucarachas: Katsaridaphobia.
  • El miedo a los grillos: ortopterofobia.
  • Miedo a las moscas: muscaphobia.
  • Miedo a las polillas: mottefobia.
  • Miedo a los mosquitos: Anopheliphobia.
  • Miedo a las avispas: esffsofobia.

Muchos enfermos de entomofobia intentan evitar las reuniones al aire libre o cualquier situación en la que exista la posibilidad de entrar en contacto con insectos. Esta condición fóbica afecta diferentes aspectos de la vida, como el trabajo, las relaciones, la escuela, etc.

Una persona con entomofobia puede estar consciente de que su comportamiento es totalmente irracional, sin embargo, es completamente incapaz de controlar tales reacciones.


▷ ¿Por qué las personas sufren de Entomofobia?

por qué se sufre entomofobia

Muchas personas aborrecen a los insectos por una buena razón. Ciertos insectos viven y son alimentados del propio cuerpo humano. Además, los insectos como garrapatas, pulgas, zancudos y mosquitos, son vectores de enfermedades transmitidas a los humanos.

En el proceso de alimentación de estos insectos, se pueden transferir bacterias, protozoos y otros agentes patógenos que dan lugar a enfermedades, muchas veces mortales. Algunas de estas enfermedades son la malaria, la fiebre Q, la enfermedad de Lyme, la fiebre manchada de las Montañas Rocosas y la enfermedad del sueño africana.

Esta asociación, de las enfermedades con los insectos, nos hacen desconfiar de ellos y, a su vez, crea un rechazo involuntario o deseo de evitarlos para mantenernos a salvos.

Otra de las razones por la que a las personas no le gustan los insectos es por cómo se observa su apariencia. La anatomía de los insectos es totalmente ajena a la nuestra: algunos insectos tienen muchos más apéndices, ojos u otras partes del cuerpo que los humanos. La forma en que se mueven los insectos también puede dar a algunas personas una sensación espeluznante o incluso la sensación de que algo se está arrastrando sobre ellos.

Para otras personas, los insectos pueden llegar a invadir su sentido de control del ambiente, invadir su entorno personal y hasta arrastrarse sobre sus artículos de higiene personal. Dicha invasión puede alterar el sentido de limpieza y seguridad.

Sentimientos de repulsión y disgusto también pueden despertarse por el contacto con los insectos. Dicha respuesta instintiva puede variar según la cultura que la persona tenga, pero también obedece a una tendencia natural de rechazo a todo lo que puede perjudicarnos o enfermarnos.


▷ Causa de la Entomofobia (fobia a los insectos)

Si bien no hay una causa exacta de la fobia a los insectos, las personas pueden desarrollar un miedo exagerado a los insectos debido a un encuentro negativo.

Si alguien es picado por una abeja o mordido por una hormiga de fuego, la experiencia dolorosa puede causar una reacción exagerada ante la presencia de un insecto.

El miedo a los insectos también puede ser una respuesta aprendida del comportamiento de quienes los rodean. Los niños que han visto a un padre o ser querido reaccionar con miedo a un insecto tienen una tendencia a responder a los insectos de la misma manera.

Los que han sufrido algún traumatismo cerebral, que son las lesiones producidas por un golpe severo en la cabeza, tienen más probabilidades de desarrollar algún tipo de fobia. Además, las personas que sufren de depresión y las que tienen problemas de abuso de sustancias también pueden desarrollar fobias a los insectos u otros tipos.

La entomofobia asociada con el estrés como parte de la ansiedad

Una fobia es un trastorno de ansiedad que hace que una persona reaccione de manera irracional y evite lo que teme, a pesar del hecho de que puede haber poco o ningún peligro.

El estrés es una reacción útil que nos prepara para responder a situaciones que requieren atención enfocada. El estrés es la reacción natural de nuestro cuerpo ante el peligro potencial (un perro que ladra) o ante situaciones estimulantes (en una montaña rusa).

Al experimentar este tipo de situaciones, nuestro sistema nervioso envía señales para la liberación de adrenalina. Esta hormona prepara nuestros cuerpos para luchar o huir. La adrenalina aumenta el flujo de sangre al corazón, a los pulmones y los músculos incrementan la disponibilidad de oxígeno en estas áreas en preparación para la actividad física.

La adrenalina también aumenta nuestros sentidos haciéndonos más conscientes de los detalles de una situación. Un área del cerebro llamada amígdala gestiona la respuesta de lucha o huida.

Aquellos con entomofobia y otras fobias experimentan este estado elevado de aprehensión cuando se enfrentan a una situación particular u objeto que temen. Este trastorno afecta la actividad tanto física como psicológica en la medida en que la persona tiene una respuesta exagerada al objeto del miedo, incluso cuando no está justificado.


▷ Síntomas de la Entomofobia

síntomas de la entomofobia

Las personas con fobia a los insectos pueden experimentar diversos grados de ansiedad. Algunas reacciones pueden ser leves, pero otras pueden hacer que una persona no salga más de su hogar por temor a un encuentro con algún insecto.

Algunos casos más graves pueden experimentar un intenso sentimiento de agobio o ataque de pánico.

Los síntomas de la ansiedad relacionada con los insectos incluyen:

  • Náuseas.
  • Palpitaciones del corazón.
  • Dolor de pecho.
  • Dolor de cabeza.
  • Mareo.
  • Sudoración.
  • Respiración dificultosa.
  • Entumecimiento.
  • Debilidad muscular.
  • Falta de aliento.

En casos extremos, la persona ni siquiera puede mirar una imagen o dibujo de un insecto o puede perder todo el control en un intento de escapar de un insecto.

Estas personas no pueden llevar un estilo de vida normal. Aquellos con fobias entienden que sus reacciones son irracionales, pero no son capaces de prevenirlas.


▷ Tratamiento de la Entomofobia

Las fobias a los insectos se tratan comúnmente con terapia cognitiva conductual y terapia de exposición. Esta combinación de tratamientos se enfoca en tratar el miedo, disgusto y la ansiedad que genera el contacto con los insectos.

Las técnicas de relajación son muy efectivas para lidiar con las respuestas emocionales, enseñando a la persona a calmarse o mantener la calma ante la presencia de un insecto.

Además, los terapeutas ayudan a las personas a identificar todos aquellos pensamientos que hacen fuerte los sentimientos de miedo. Al hacerlo, la persona puede comenzar a pensar más racionalmente sobre los insectos que temen.

Dichas terapias comienzan con el conocimiento propio de los insectos, por medio de revistas o libros, preferiblemente ilustrados, que tengan detalles sobre insectos.

Aprender sobre los papeles positivos que desempeñan los insectos en el medio ambiente ayudará a estas personas a tener una visión más equilibrada de los insectos. Cómo pensamos influye en nuestras emociones y nuestras emociones influyen en nuestros comportamientos.

La terapia de exposición también es muy efectiva para ayudar a lidiar con la “respuesta conductual” a un insecto temido, lo cual implica una exposición gradual o contacto con un insecto. Se puede comenzar con solo pensar en el insecto, por ejemplo.

En un estudio de caso, un niño con fobia a los insectos estuvo expuesto a niveles crecientes de contacto con los grillos. Esto incluía:

  • Sostener un frasco de grillos.
  • Tocar un grillo con el pie.
  • De pie en una habitación con grillos durante 60 segundos.
  • Recoger un grillo con una mano enguantada.
  • Sostener un grillo con una mano desnuda durante 20 segundos.
  • Permitir que un grillo se arrastre sobre su brazo desnudo.

La exposición gradual a un insecto temido ayuda a la persona a enfrentar gradualmente sus temores hasta llegar al punto en que ya no se siente tan ansiosos por los insectos.

Se ha encontrado que la terapia de exposición es efectiva para volver a entrenar la respuesta de defensa aprendida del cuerpo. Los mecanismos de comportamiento de defensa son respuestas automáticas del sistema nervioso del cuerpo que ayudan a mantenernos a salvo del peligro.

Si consideramos que algo es peligroso, nuestro cuerpo responderá en consecuencia para evitar que experimentemos daño y para preservar la vida. Entonces, cuando una persona con fobia a los insectos responde de una manera que evita que sufra daños, el comportamiento se refuerza en el cerebro. Este refuerzo ocurre incluso si no hay una expectativa realista de daño.

La desensibilización al contacto con un insecto ayuda a la persona con fobia al insecto a aprender que las consecuencias reales de estar cerca o entrar en contacto con un insecto no son lo que supusieron en sus imaginaciones exageradas. Con el tiempo, el cerebro aprenderá que la respuesta exagerada no es necesaria. Se cree que el uso de refuerzo positivo junto con métodos de desensibilización ayuda a la persona a asociar consecuencias positivas con insectos. Por ejemplo, se puede ofrecer una recompensa a la persona por sostener un insecto en la mano durante 20 segundos.

Esto ayuda a la persona a ver los insectos con una luz más positiva. Con el tratamiento adecuado, las personas con fobias a los insectos han podido disminuir en gran medida su miedo a los insectos o superar su miedo por completo.


¿Crees sufrir de entomofobia? Todos en algún momento tenemos miedo o grima a los bichos, pero no te preocupes, es una fobia que podrás superar con terapias y perseverancia. Si es algo que obviamente consideras que se sale de tus cabales, te recomendamos conversarlo con algún especialista en salud mental.

Leave a Reply

error: Este contenido está protegido. Propiedad intelectual de Puedes Mejorar Corporation.