Mindfulness para aliviar la ansiedad

1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (3 votos, promedio: 5,00 de 5)
Cargando…

 

Para manejar efectivamente el estrés y la ansiedad, necesitas calmar el miedo y el pánico de tu amígdala cerebral. Una mentalidad Mindfulness o de atención plena y técnicas de reducción del estrés son el antídoto para ser barrido o inmovilizado por el estrés y la ansiedad.

En este artículo, aprenderás acerca del Mindfulness o atención plena, su historia en la antigua filosofía budista y el uso actual en los ejercicios de Occidente de la atención plena como una práctica mente-cuerpo ampliamente aceptada y efectiva para la reducción de la ansiedad y el estrés.

Aprenderás las cualidades de una mentalidad consciente y cómo entrenar tu mente para que sea más consciente a través de la práctica de meditación de atención plena y el cambio de mentalidad. ¡Sigue leyendo y aprende por qué el Mindfulness es la clave para controlar tu estrés y ansiedad!


❤️ ¿Qué es la atención plena?

qué es la atención plena

Una persona consciente es reflexiva en lugar de reactiva. Se centran en el momento presente. ¿Qué es la atención plena? La atención plena es un proceso que conduce a un estado mental caracterizado por la conciencia imparcial de las experiencias presentes, tales como sensaciones, pensamientos, estados corporales y el entorno.

Nos permite distanciarnos de nuestros pensamientos y sentimientos sin etiquetarlos como buenos o malos.

La práctica de Mindfulness, también llamada atención plena o conciencia plena, para el estrés y la ansiedad es una actitud abierta y compasiva hacia tu experiencia interna, que crea una distancia saludable entre tu persona y tus pensamientos estresantes y sentimientos de ansiedad, y te brinda el espacio para elegir cómo responder a ellos.

Con la práctica de atención plena para el estrés y la ansiedad, aprende a sentirte en paz con tus pensamientos en el momento presente, creando una calma interior para ayudar a contener y reducir el estrés y la ansiedad.

El uso de la atención plena se apoya en una creciente literatura neurocientífica, que demuestra los cambios reales en las neuronas que se encuentran en la amígdala cerebral después del entrenamiento de la atención plena. 

Las intervenciones basadas en la atención plena han llamado la atención de terapeutas, educadores, entrenadores e incluso políticos y líderes empresariales. Esta habilidad cerebral puede tener efectos beneficiosos de gran alcance, no solo transformando las neuronas cerebrales sino también mejorando la inmunidad, la salud, la vida y la satisfacción de las relaciones.

La atención plena para la ansiedad y el estrés tiene el potencial de hacer que no solo las personas, sino también las empresas, instituciones y sociedades sean más resistentes al estrés.


❤️ ¿Cómo funciona la atención plena?

Al centrar nuestra atención en el momento presente, la atención plena contrarresta la preocupación. Preocuparme por el futuro (por ejemplo, es mejor que recuerde pagar esas facturas y limpiar mi casa este fin de semana) y reflexionar sobre el pasado (por ejemplo, debería haber hecho esto en lugar de eso) son generalmente procesos de pensamiento inadaptados.

Por supuesto, es importante aprender de nuestro pasado y planificar para el futuro; sin embargo, cuando pasamos demasiado tiempo fuera del momento presente, podemos sentirnos deprimidos y ansiosos. En tales casos, la atención plena puede ser una herramienta importante para ayudarnos a centrarnos mejor en el momento presente.

La investigación ha demostrado que la atención plena nos ayuda a reducir la ansiedad y la depresión. La atención plena nos enseña cómo responder al estrés con conciencia de lo que está sucediendo en el momento presente, en lugar de simplemente actuar instintivamente, sin darse cuenta de qué emociones o motivos pueden estar impulsando esa decisión. Al enseñar la conciencia del estado físico y mental en el momento, la atención plena permite reacciones más adaptativas a situaciones difíciles.

La atención plena funciona de varias maneras. Nos anima a abrir y aceptar nuestras emociones. Como resultado, somos más capaces de identificar, experimentar y procesar nuestras emociones.

La atención plena también nos anima a ver las cosas desde diferentes perspectivas. Por ejemplo, si tu cónyuge te reprocha, puedes culparte y preocuparte por haber hecho algo para disgustarlo. Si puede distanciarse de su respuesta inmediata de ser lastimado, puede recordar que su cónyuge mencionó un día difícil en el trabajo, y tal vez lo acusaron porque están cansados ​​y estresados.

Esta nueva interpretación podría aliviar algunas de sus preocupaciones y sentimientos negativos. Se ha demostrado que la práctica de la atención plena beneficia las siguientes áreas:

  • Conciencia corporal: La conciencia corporal es la capacidad de notar sensaciones sutiles en el cuerpo y los hallazgos de autoinforme indican que la atención plena conduce a una mayor percepción de la conciencia corporal. Ser consciente de su estado emocional interno es necesario para poder regular mejor esas emociones.
  • Atención enfocada: la práctica de la atención plena mejora la capacidad de la persona para enfocar la atención. Los estudios de neuroimagen han demostrado que la atención plena aumenta la activación en la corteza cingulada anterior (ACC), un área del cerebro involucrada en la función y la atención ejecutiva. A través de un mejor control de la atención, puede ser más fácil concentrarse en una tarea presente, en lugar de distraerse por la preocupación.
  • Autopercepción: la atención plena también cambia la perspectiva de uno mismo. La psicología budista enseña que el yo no es permanente ni estático, sino que está compuesto de sucesos mentales en curso. Se ha demostrado que dos meses de prácticas de Mindfulness o de meditación de atención plena aumentan la autoestima y la autoaceptación.
  • Salud física: también se ha demostrado que la meditación de atención plena produce otros beneficios para la salud, como la reducción de la presión arterial y los niveles de cortisol (una hormona del estrés).

❤️ Las raíces del Mindfulness o atención plena

las raíces del mindfulness

La atención plena es tanto una habilidad como una actitud hacia la vida, que se originó hace miles de años como parte de la filosofía budista. Según el Buda, el sufrimiento mental (o el estrés interno) se produce porque nos aferramos a experiencias positivas, no deseamos que terminen, y nos esforzamos por evitar el dolor, la tristeza y otras experiencias negativas.

Este esfuerzo por controlar nuestras experiencias mentales y corporales está mal dirigido y fuera de contacto con la realidad de la vida. Nunca podemos escapar de la pérdida y el sufrimiento porque son partes naturales de la vida. Nuestras experiencias siempre están cambiando. Los seres vivos se marchitan y mueren, para ser reemplazados por nuevos seres vivos. Las fuerzas de la naturaleza están más allá del control humano.

El Buda creía que, aunque el dolor es inevitable, el sufrimiento no lo es. El sufrimiento es el resultado de nuestros intentos de aferrarnos al placer y alejar el dolor. La enseñanza budista describe el sufrimiento en términos de ser disparado por dos flechas. La primera flecha es el dolor y el estrés que son una parte inevitable del ser humano.

Estos tipos de factores estresantes, como el envejecimiento, la enfermedad y la muerte, están fuera de nuestro control. La segunda flecha es la que usamos para dispararnos en el pie al reaccionar ante la experiencia natural del sufrimiento humano (o el estrés) con aversión y protesta.

¡Es como si nos hubiéramos vuelto fóbicos de nuestras propias emociones! Cuando empezamos a sentirnos estresados, creamos historias mentales de preocupación y lamentamos que agravan nuestro sufrimiento mental. Nos atrapamos en creencias negativas sobre nosotros mismos, se lamenta por el pasado, o se preocupa por el futuro, sacándonos del momento presente.

O intentamos alejar nuestros sentimientos de estrés y ansiedad a través de adicciones y evitación. Estas estrategias solo empeoran las cosas.  La práctica de la atención para el estrés y la ansiedad nos devuelve al momento presente.


❤️ Atención plena en la práctica

No hay un gran secreto detrás de las prácticas de atención plena. Cualquier actividad puede volverse consciente al enfocarse en la experiencia del momento presente.

Por ejemplo, puede engullir sin pensar su comida o tomar un poco de tiempo y practicar una alimentación consciente mirando la comida, oliendo la comida, notando los diferentes sabores y la textura de la comida mientras la come lentamente.

No es sorprendente que sea mucho más agradable y satisfactorio cuando come con atención que cuando come sin pensar. Curiosamente, también notará que consumirá menos cuando comience a comer con atención.

Hay muchas prácticas que incluyen entrenamientos de atención plena, como el tai chi, el yoga y el zen. Hay muchos estilos para cada una de estas actividades, por lo que vale la pena experimentar con diferentes prácticas hasta que encuentre la que más le convenga.

A medida que te vuelves más consciente, también notarás que te centrarás más, serás más feliz y estarás menos deprimido, lo que a su vez tiene un efecto positivo directo en tu ansiedad.

¿Cómo ser consciente en este momento?

Concéntrate en tu respiración durante unos minutos. Siente como tu pecho sube y baja, nota la sensación de la respiración cuando entra y sale por la nariz. Cuando tu mente divague, simplemente vuelve tu atención a la respiración. Debes centrarte en el momento presente: el aquí y el ahora. ¡Nota que se siente bien estar vivo!

Si no sientes de inmediato una completa liberación de ansiedad, recuerda: la mayoría de los beneficios de la atención plena requieren una práctica constante. Si bien algunos cambios se refuerzan contra la ansiedad incluso después de una sola clase de yoga, la mayoría de los beneficios requieren varias semanas, meses e incluso años para crear un cambio notable. Y, al igual que con cualquier habilidad, deberás continuar practicando la atención plena después de comenzar a mantener las mejoras.


La capacidad de estar atento no es algo con lo que nacemos. Como la mayoría de las habilidades, debe ser desarrollada y refinada. Sin embargo, la atención plena es asombrosa porque puedes practicarla cuando quieras.

Al principio, encontrarás que tu mente vaga como loca. Es difícil calmar tus pensamientos. Esto está completamente bien y se espera. Intenta calmar tu mente y concéntrate en tus sensaciones incluso durante 10 o 15 segundos a la vez.

Ve todo como una oportunidad para estar atento. Practica la atención plena al caminar, limpiar y ducharte. Una vez que comiences a practicar, será más fácil mantener tus pensamientos bajo control durante un período de tiempo prolongado.

Leave a Reply

error: Este contenido está protegido. Propiedad intelectual de Puedes Mejorar Corporation.