Remedios naturales para combatir la Depresión y la Ansiedad

1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (1 votos, promedio: 5,00 de 5)
Cargando…

 

Los remedios naturales se han utilizado para tratar la depresión y la ansiedad durante siglos en todo el mundo. Hay algunas opciones de hierbas efectivas que pueden valer la pena probar, por encima de los fármacos.

Algunos expertos creen que nuestro estilo de vida moderno nos está deprimiendo más, mientras que otros piensan que la gran promoción de las compañías farmacéuticas, y los médicos que prescriben en exceso, son los culpables.

Pero como lo mire, más personas que nunca toman antidepresivos, y las opciones naturales que funcionan son más necesarias que nunca.


¿Realmente son efectivos los antidepresivos?

realmente son efectivos los antidepresivos

Según un análisis de estudios realizados durante 20 años, se demostró que existe una mejoría significativa en la depresión solo en grupos de personas gravemente deprimidas, lo que constituye solo alrededor del 13% de todos los pacientes deprimidos.

El efecto de los antidepresivos sobre la depresión leve a moderada en realidad no es significativo. Lo que significa que los pacientes tienen tantas probabilidades de mejorar por azar como al tomar antidepresivos.

Si estás tomando un antidepresivo y sientes que te están beneficiando, ¡continúa tomando dicho medicamento! Para algunos, sin embargo, los antidepresivos no son efectivos y/o tienen efectos secundarios que hacen que tomar los medicamentos sea indeseable. Para aquellos que buscan tratamientos alternativos, hay algunas opciones de hierbas o remedios naturales que vale la pena probar.


Los mejores remedios naturales para combatir la depresión y ansiedad

los mejores remedios naturales para la ansiedad y la depresión

1. Hierba de san Juan

Esta hierba es perfecta para tratar tanto la ansiedad como la depresión. Se usa para la depresión leve a moderada y está bien establecida como un antidepresivo efectivo (equivalente en efectividad a los antidepresivos recetados) con menos efectos secundarios.

Al igual que los ISRS, la hierba de San Juan también tiene un efecto anti-ansiedad.

Se recomienda consumir 450 mg de dosis de hierba de san Juan, 2 veces al día. Sin embargo, es mejor comenzar con la mitad de la dosis durante unos días y luego aumentar hasta los 450 mg completos.

La hierba de San Juan toma 4 semanas para lograr un efecto completo, y su mayor riesgo implica interacciones con otros medicamentos y suplementos.

La hierba de San Juan también puede interactuar negativamente con algunos medicamentos, como: anticoagulantes, anticonceptivos, medicamentos de quimioterapia y terapias de reemplazo hormonal. Siempre es recomendable consultar con un médico especialista antes de tomar esta hierba.

2. Aceite de lavanda

El aceite de lavanda se ha utilizado como inhalante, en sobres, aerosoles, aceites y lociones, durante siglos. Su olor induce a la calma y al sueño. El aceite de lavanda ahora está disponible para ser tomado de forma oral, cuyo componente se recoge en burbujas microscópicas y se coloca en una cápsula que le permite cruzar la barrera intestinal. Una vez que lo hace, induce a la calma y reduce la ansiedad.

La lavanda es un tratamiento que disminuye los síntomas de la ansiedad y ayuda a mejorar los síntomas de la depresión. Puede usarse según sea necesario, cuando surja la ansiedad, o regularmente, según tus necesidades.

3. Raíz de valeriana

La valeriana funciona como un antidepresivo leve y ansiolítico y ha demostrado a través de pruebas que no tiene un efecto sedante. Asimismo, ha demostrado tener cualidades para mejorar el sueño.

Es una buena opción para los episodios de ansiedad más severos y para el uso nocturno, cuando no estés conduciendo o trabajando.

La valeriana se puede tomar durante el día en dosis muy pequeñas, de 20 miligramos o menos. De hecho, está ampliamente disponible en “tés para dormir” en una dosis de aproximadamente 20 miligramos. Para dormir, o ansiedad más severa en la noche, puedes usar dosis tan altas como 600 miligramos.

Es importante no combinar la valeriana con alcohol u otros medicamentos depresores.

4. Raíz de Kava

La raíz de kava no es adictiva y se ha demostrado que es efectiva en el trastorno de ansiedad generalizada y la depresión. La raíz de Kava brinda una sensación similar a la que produce el alcohol, ya que relaja y reduce la ansiedad, pero sin una calidad adictiva.

Este remedio natural ha demostrado en varios estudios que tiene un efecto similar al del valium en el tratamiento de la ansiedad. 300 mg una vez al día provoca una disminución de la ansiedad, al tiempo que mejora la función cognitiva. Esto contrasta con los productos farmacéuticos como el valium, que ayuda con la ansiedad, pero también disminuye la función cognitiva.

La raíz de kava no debe tomarse durante más de 4 semanas, ni debe tomarse si tienes hepatitis u otros problemas hepáticos.

5. Raíz ártica o raíz dorada

Esta raíz, también llamada Rhodiola Rosea, se considera una hierba adaptógena, lo que significa que actúa de manera no específica para aumentar la resistencia al estrés y controlar los signos de la depresión.

Según estudios realizados, se ha descubierto que los pacientes con depresión leve a moderada que toman extracto de Rhodiola, presentan menos síntomas de depresión, y ofrece mejoría significativa en personas con ansiedad generalizada. La Rhodiola parece funcionar más rápido que los antidepresivos convencionales, a menudo en menos de una semana. Es una de las mejores hierbas para el tratamiento de pacientes que sufren fatiga, niebla mental, problemas para concentrarse, poca energía y depresión leve.

Comienza con 100 mg una vez al día durante una semana y luego aumenta la dosis en 100 mg cada semana, hasta 400 mg al día, si es necesario.

6. Ginseng indio

También conocido como Ashwagandha, se usa en la medicina tradicional para reducir las hormonas del estrés, promover el buen humor, el intelecto y la memoria, proteger contra las lesiones neuronales en el Parkinson, el Alzheimer y el Huntington. También puede revertir o retardar la atrofia neurítica y la pérdida sináptica en esas enfermedades.

Se ha demostrado que los niveles de cortisol disminuyen en la sangre después de 60 días, y los efectos secundarios son mínimos. El uso de ashwagandha ha demostrado ser un buen protector contra el estrés y la depresión.

El Ginseng indio también ha demostrado efectividad para ayudar con el trastorno bipolar, mejorando la memoria de trabajo auditivo – verbal, una medida del tiempo de reacción y una medida de la cognición social.

Es eficaz como ansiolítico, como estabilizador del estado de ánimo y en el tratamiento del trastorno obsesivo-compulsivo.

La dosis de tratamiento es una cápsula de 300 mg de extracto de espectro completo de alta concentración de la raíz de la planta Ashwagandha dos veces al día.

Funciona tan bien como, o mejor que, los medicamentos antidepresivos para aliviar la ansiedad y tratar los síntomas de la depresión. Naturalmente previene el daño causado por los radicales libres sin causar efectos secundarios dañinos.

7. La manzanilla

La manzanilla es particularmente beneficiosa para quienes tratan tanto la depresión como la ansiedad.

Existen dos especies principales de manzanilla utilizada con fines medicinales, la manzanilla alemana o silvestre (Matricaria recutita) y la manzanilla romana o inglesa (Chamaemelum nobile). Es muy usada para el tratamiento del trastorno de ansiedad generalizada.

8. Ginko Biloba

Los extractos estandarizados de Ginko Biloba se utilizan actualmente para el tratamiento de una amplia gama de afecciones que incluyen pérdida de memoria, problemas de concentración, confusión mental, depresión, ansiedad, mareos, tinnitus y dolor de cabeza.

Se cree que el ginkgo Biloba funciona al aumentar el suministro de sangre, reducir la viscosidad de la sangre, aumentar los neurotransmisores y reducir los radicales libres dañinos. Puede ayudar a tratar la depresión al aumentar el consumo de serotonina y dopamina, los neurotransmisores a menudo son bajos en personas con depresión.

El extracto de ginkgo también puede reducir los síntomas de ansiedad y estrés al disminuir los niveles de la hormona del estrés cortisol.

Una dosis típica de ginkgo Biloba es de 40 mg tres veces al día por un total de 120 mg. Generalmente se recomienda comenzar con una dosis baja y tomar con las comidas para evitar problemas gastrointestinales. A menudo se recomiendan dosis de hasta 240 mg por día con fines terapéuticos.

9. Maca (Lepidium meyenii)

La maca es muy utilizada para tratar la depresión en hombres y mujeres, y para estimular la libido.

Ayuda a reducir los síntomas de ansiedad y depresión en mujeres con menopausia. La Maca es realmente efectiva para Tratamiento de síntomas psicológicos como ansiedad y depresión.

10. Romero

Este condimento muestra buenos efectos como antidepresivo y ansiolítico. Los ingredientes activos son rosmanol, circimaritina y salvigenina, lo que la convierte en una excelente adición al botiquín de las especias.

11. Tomillo

El tomillo es una gran fuente de litio y triptófano. Ambos elementos pueden ayudar como estabilizadores del estado de ánimo y para dormir, además de que ofrece una excelente sensación de calma, lo que permite combatir la depresión y los altos niveles de ansiedad.


Ahora ya sabes cómo combatir la ansiedad y la depresión con remedios naturales.

Leave a Reply

error: Este contenido está protegido. Propiedad intelectual de Puedes Mejorar Corporation.