Cómo gestionar los celos ante la llegada de un hermano

La llegada de un bebé es un evento inigualable, y sobre todo, cuando los padres son primerizos.

Sin embargo, cuando es por segunda vez o, en ocasiones posteriores, también es una experiencia única y diferente y que ocasiona un impacto grande en los hermanos.

Sin embargo, hay una tendencia casi “natural” de enfocar toda la atención, ya que la demanda, en el nuevo integrante de la familia y ahí, seguramente, habrá conflictos que los padres, con mucha inteligencia y astucia, deberán manejar para evitar traumas permanentes en los hermanos.

1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (2 votos, promedio: 5,00 de 5)
Cargando…

⭐ Ponerse en el lugar del hermano mayor

ponerse en el lugar del hermano mayor

 

Siempre es bueno, ante todo conflicto, evaluar todos los puntos de vista.

¿Cómo piensan los hermanos ante este momento?

La película animada “Jefe en pañales” producida por DreamWorks Animation y dirigida por Tom McGrath, que salió en el 2017, es un vivo ejemplo “exagerado” y humorístico de cómo el “mundo” le cambia al hijo “único” hasta el momento en que llega el nuevo integrante de la familia. La atención se centra en el nuevo bebé creando los celos y la envidia, que a su vez genera sentimientos hostiles ante el nuevo hermanito.

Pero, ¿qué siente el hermano mayor?

Antes, todo giraba a su alrededor, ahora es el “segundo”, a su parecer. Se siente engañado. Los padres le prometieron todo solo para él, ahora de repente eso no es tan cierto. Aun hasta los problemas del mayor se toman como sin importancia en esta nueva etapa. Todo parece convertirse en un ambiente hostil, creado por el descuido de los padres y destinado al daño de ambos hermanos.

⭐ ¿Qué podemos hacer para que el hermano mayor no sienta celos?

qué podemos hacer para que el hermano mayor no sienta celos

Para combatir los celos, los consejos de padres experimentados y psicólogos infantiles se combinan para suministrar herramientas, sobre todo, para los padres que tengan esta situación y que ayuden a sus hijos a lidiar con esta nueva realidad:

  • Los padres que quieran evitar conflictos entre los hermanos deben buscar el equilibrio, incluso, desde el momento del embarazo. Estrategias como presentarle la noticia al hermano de manera agradable, pedirle que la hable a la barriga y que sienta las pataditas del bebé pueden ayudar mucho.
  • Los celos se pueden sustituir por amor. Cuando los padres incluyen a los demás hijos en el mismo circuito de amor y dicha, si se demuestra felicidad por la nueva presencia, todos participan del cuidado del más pequeño, si se responde a las necesidades específicas de los hijos mayores. Es decir, no quitarle el amor al mayor, sino multiplicarlo o compartirlo con todos.
  • Otro aspecto importante, es determinar bien los roles de cada integrante de la familia. Además, los niños son naturalmente generosos cuando existe un ambiente de convivencia amoroso.
  • Si el hermano mayor tiene una edad que nos permita involucrarle en las tareas de cuidado del bebé, sería bueno contar con él. Podemos dejarle que nos ayude a bañar al recién nacido, que le de el biberón, que sea él quien lleve el carrito cuando salgamos a pasear… así, de ese modo, haremos que se sienta importante y desviaremos los sentimientos de celos.
  • Algo que también es importante es hablar con la familia. Está claro que todo el mundo vendrá a casa a darle la bienvenida al nuevo miembro de la familia. Por eso, podemos hablar con abuelos, tíos y demás familia para que nos ayuden en nuestra tarea. Simplemente, lo que deberán hacer es prestar atención también al hermano mayor, no dedicar toda la visita a mirar al nuevo bebé y a dedicarle carantoñas.

Con todos esos consejos, es importante recalcar un aspecto que no debemos olvidar.

No es conveniente recurrir a cosas materiales para evitar que el niño sienta celos, es decir, no nos vale hacerle regalos o pedir a los abuelos que le traigan cosas materiales.

Debemos evitar que nuestros hijos se vuelvan materialistas y cambiar los regalos materiales por regalos como el amor, los abrazos o la comprensión.


Estas son solo algunas sugerencias que pueden ayudar en estos casos. Sin duda, hay muchas más y no son reglas generales que funcionarán siempre, porque cada niño es diferente y cada caso y dinámicas familiares también.

Si tenéis alguna duda concreta, no dudéis en poneros en contacto con nuestros profesionales, estarán encantados de ayudaros.

Leave a Reply

error: Este contenido está protegido. Propiedad intelectual de Puedes Mejorar Corporation.